viernes, 30 de octubre de 2009






15/11
Bautismo de Melina Paludi y Lucas Vega de 1º A y Malena de 1º B.


21/11 16.00 y 19.00 Hs.
Primera Comunión de los niños de 4º A y B en la Pquia Ntra Sra del Rosario.


jueves, 29 de octubre de 2009

Los chicos de 3º y 4º grado se reconcilian


Los niños de 1º y 2º año de Comunión,
de la Pquia. Ntra. Señora del Rosario
celebrarán el Sacramento de la Reconciliación


Estos niños y niñas, desde el bautismo, han ido creciendo en estatura y sabiduría.

Hoy, para crecer en gracia de Dios, se disponen a celebrar la alegría del perdón.

2º año: 7 de noviembre
1º año: 23 de noviembre

Los acompañamos con la oración!!


Cielo, Purgatorio, Infierno.














¿A dónde podemos ir después de la muerte?
- Recuerda ante todo, que eres TU quien lo decidirá, de acuerdo a como lleves tu vida, a donde quieres llegar después de la muerte. Existen 3 destinos: el cielo, el purgatorio o el infierno. Debes saber que estos, no son un lugar sino un estado, una forma de estar toda la eternidad.


¿CÓMO ES EL CIELO?


- Vivir el cielo es estar con Dios. ¡Te imáginas! ver cara a cara a Dios. Esto basta para ser todo lo feliz que se puede ser, para tener toda la alegría, vida, luz, paz que se puede tener. Y tenerlas para toda la eternidad, para siempre y por siempre.
- Es el estado de infinita felicidad, en donde podrás amar y ser amado por Dios para siempre. En esta vida perfecta podrás estar con el Padre, el Hijo, el Espíritu Santo, la Virgen María, todos los santos y todos aquellos hermanos tuyos que lograron llegar al cielo también.
- San Pablo en una de sus cartas dice sobre el cielo: Lo que ni el ojo vio, ni el oído oyó, ni al corazón del hombre llegó, es lo que Dios preparó para los que lo aman (1Co 2,9), queriendo dar a entender que la felicidad que vivirás en el cielo no te la puedes ni imaginar, y no se compara para nada con la más grande felicidad que hayas podido sentir en esta vida.

¿QUIÉNES VAN AL CIELO?

- Los que mueren en la gracia y la amistad con Dios, es decir sin pecado alguno, ni venial ni mortal, completamente purificados.

¿QUÉ ES EL PURGATORIO?

- Es el estado en el que un alma se purifica de los pecados que hizo y de las virtudes que no desarrolló, para poder entrar al cielo con Dios.
El purgatorio puede ser más o menos profundo, dependiendo de cada alma.

¿QUIÉNES VAN AL PURGATORIO?

- Los que mueren en la gracia y la amistad con Dios, pero no totalmente purificados, aunque estén seguros de su salvación, sufren después de su muerte una purificación, a fin de obtener la santidad necesaria para entrar al cielo.

¿POR QUÉ SE SUFRE EN EL PURGATORIO?

- El alma en el purgatorio sufre por dos razones:

a) Siente un gran dolor de verse defectuosa, manchada, no perfecta.

b) El alma ama a Dios con un amor inmenso, lo que más desea es unirse cuanto antes a El, pero se da cuenta de que por sus pequeñas manchas e imperfecciones no puede hacerlo todavía.

- Esta angustia, este sufrimiento es grandísimo, sin embargo las almas del purgatorio son almas a la vez alegres porque:
- saben que es seguro que podrán entrar al cielo.
- se ven a si mismas impuras, manchadas necesitadas de purificación. Por eso se alegran de sufrir para hacerse dignas de Dios y del cielo.
- Son almas que tienen un amor ardiente a Dios, El amor no mide, no siente el sacrificio, más aún, lo desea porque sabe que es un medio necesario para unirse al amado.

¿PUEDO TRATAR DE PURIFICAR LAS MANCHAS DE MI ALMA EN VIDA?

- Claro que puedes: primero tratando de desarrollar lo más que puedas los talentos que Dios te dio.
Segundo, si has pecado, puedes purificarte, haciendo sacrificios, penitencia, ofreciendo tus dolores, tu oración, haciendo obras buenas, todo esto con la intención de ¨reparar¨ esas ofensas a Dios.

El PURGATORIO ES EL ÚLTIMO REGALO DE DIOS:

- Debemos dar gracias a Dios por este último regalo, una última oportunidad para poder entrar al cielo. El purgatorio es entonces esa última mirada de amor de Dios hacia el hombre que va a su encuentro.


- La Iglesia en su catecismo nos enseña como dogma de fe (algo que debe ser creído por todos los católicos) lo siguiente:
a) El purgatorio sí existe.
b) No es un lugar sino un estado, en el que los difuntos son ¨purfificados¨.
c) Que los vivos pueden ayudar a los difuntos con oraciones y sacrificios.

¿QUÉ ES ESTAR PURIFICADOS?

- Te explicaremos esto con dos ejemplos:

a) Dios te entrega el alma como si fuera una hoja perfectamente blanca, limpia, después de tu bautismo.
Cuando tú cometes un pecado mortal (grave) haces una mancha negra y grande en esa hoja. Si vas a confesarte, entonces el Sacerdote, en nombre de Dios te perdona y es como si borrara con una goma esa mancha; sin embargo, siempre a pesar de lo borrado queda una marca en tu hoja de que esa mancha estuvo algún día ahí.
Cuando cometes un pecado venial (menor), creas una mancha gris y pequeña en esa hoja blanca que es tu alma. El por lo mucho que te ama, te perdona y borra esa mancha con su goma, pero queda también la marca de ese pequeño borrón. Estas manchas que quedan se llaman la pena temporal que hay que pagar.
Para poder entrar al cielo necesitas tener esa hoja que es tu alma, perfectamente blanca, rechinando de limpia, como estaba cuando por vez primera te la entregaron, sin ningún manchón o borrón, por pequeño que sea.

b) Por otro lado cuando naces, Dios te regala unas cualidades, talentos o dones en potencia, que depende de ti el desarrollarlos a lo largo de tu vida. Si al morirte tienes esas virtudes a medio hacer, no puedes entrar así al cielo, entonces durante el purgatorio, se perfeccionan esas virtudes que estaban imperfectas.

3. EL INFIERNO

- Lo primero que debe quedar muy claro es que Dios no ¨te manda al infierno. Dios es un Dios de amor. Lo que pasa es que tanto amó al hombre que cuando lo creó le regaló la LIBERTAD, es decir que el hombre, puede decidir por si mismo lo que hace durante su vida y por lo tanto su destino final. Entonces los hombres que van al infierno es porque ellos lo decidieron. Tuvieron durante toda su vida y hasta el último momento antes de su muerte, la oportunidad de buscar el PERDON de Dios y decidieron no hacerlo.

¿QUIÉNES VAN AL INFIERNO?

- Aquellas almas que mueren en pecado mortal (grave) sin estar arrepentidos. Aquellos que no quisieron acoger el amor misericordioso (el perdón) de Dios en la confesión.

¿CÓMO ES EL INFIERNO?

- Es estar separado para siempre de Dios, en quien únicamente puede tener el hombre la vida y la felicidad. Esto significa que las almas del infierno sufren muchísimo y no pueden ser felices nunca porque no tendrán a Dios nunca.
Sufren porque estuvo en sus manos poderse salvar y ellos decidieron no hacerlo y ya no hay remedio alguno.

martes, 27 de octubre de 2009

lunes, 26 de octubre de 2009

Nuestra Señora del Sufragio. 3 de Nov.
























La imagen de Nuestra Señora del Sufragio nos invita a orar.


Cuando vemos la mirada dulce y compasiva de la Virgen no podemos más que dejar que el corazón vaya con ella y también se eleve hacia Dios.

Pero ¿nos hemos detenido alguna vez a pensar cómo fue realizada y qué quiso representar quien la creara?

En primer lugar, es la imagen más difundida, la que nosotros conocemos por estar en estampas, cuadros, etc. Y forma parte de un grupo escultórico que se encuentra en la Iglesia de Nuestra Señora del Sufragio en Turín, Italia., que es el templo que Francesco Faá di Bruno dedicara a María como expresión perenne de fe y lugar de oración incesante.

Fue realizada, a la usanza de la escultura italiana, en un bloque de mármol único que tiene cuatro metros y medio de altura, de modo tal que en ella el arte, la religión, la belleza y la devoción se armonizan.

Todas las estatuas en esta obra tienen las dimensiones del cuerpo humano, exceptuando la de la Virgen que tiene una altura de dos metros.

Idealizando su estructura, el grupo está formado por dos formas piramidales separadas por un cúmulo de nubes. En la superior, que representa el Cielo, se encuentran la Virgen y los ángeles y en la inferior en la que están las almas, el Purgatorio.

María está representada como Madre Inmaculada Mediadora. Su mirada es dulce y compasiva, implorando a Dios piedad y misericordia.

Se eleva por sobre un grupo de nubes, con sus brazos extendidos hacia delante, con sus manos abiertas expresando su bondad y su intercesión maternal para socorrer las almas.

Las nubes por sobre las que se eleva María sostienen a los ángeles arrodillados.

Uno de ellos presenta la Cruz a la Virgen, con la súplica de mediar ante su Hijo por misericordia; el otro, con un cáliz en sus manos derrama sobre las almas la sangre preciosa de Jesús y significa el sufragio ya conseguido por la Madre, en virtud de Esa Sangre.

En la parte inferior del conjunto, se encuentran representadas cinco personas, que a través de distintas actitudes expresan el dolor que las atormenta, en medio de las llamas.

Unas miran hacia la Virgen del Sufragio esperando la liberación; otra con el rostro entre las manos, se muestra arrepentida; otra con la cabeza inclinada, expresa su dolor.

Quizás ahora, conocemos un poquito más, desde el punto de vista material, acerca esta imagen que siempre hemos, que forma parte de nuestras vidas y que siempre nos inspira veneración.

Finalmente, recordemos lo que Francesco escribiera sobre la devoción a la Virgen:

“Honremos a María con las dulces invocaciones: Madre amable, Virgen poderosa, Auxilio de los cristianos, Madre de Misericordia, Consoladora de los que sufren. Ella todo lo merece; pero no olvidemos la advocación que revela la amplitud de su corazón maternal. Saludémosla e invoquémosla así: Nuestra Señora del Sufragio, ruega por nosotros y por las almas del Purgatorio”.

domingo, 25 de octubre de 2009

Holywins. 1 de Nov.



Holywins,
le pone luz a la fiesta de Halloween.



La arquidiócesis de París, Francia, convocó hace años a celebrar “Holywins” (“la santidad gana”), un juego de palabras contrapuesto a la fiesta pagana de Halloween, del 31 de octubre, para testimoniar la fe y la esperanza cristiana ante la muerte en la vigilia de la fiesta de Todos los Santos -1 de noviembre- y de los Difuntos, de los que se hace memoria al día siguiente.

“Es hora de volver a iluminar lo que está oscurecido y así prender en los corazones el fuego de la alegría”, se subraya en la convocatoria.

La propuesta cristiana creativa y desde la fe apunta a cambiar “la cultura de la muerte, la violencia y la oscuridad por la cultura de la vida, la paz, el amor y la alegría”.

En tanto, desde el portal belendemaria@reinadelcielo.org se convoca a que el 31 de octubre, los cristianos se animen a cambiar y celebrar Holywins, disfrazándose de “cosas positivas” y decorando los hogares con motivos alegres y divertidos, sobre todo “pidamos y regalemos muchos dulces por gracias”.

La iniciativa de esta fiesta cristiana, Holywins, que se organiza desde 2002, se inspira en recordar el sentido cristiano de la celebración de Todos los Santos y del día de los muertos. Esta fiesta no pretende oponerse a Halloween, sino presentar otra perspectiva alternativa marcada por la esperanza y la belleza, en lugar del miedo.

Fiesta de todos los Santos. 1 de Nov.


















Los católicos estamos de fiesta


Porque el 1º. de Noviembre se celebra a todos los santos. Esa es la verdadera fiesta de estos días, celebrar a los monstruos y a las brujas no es de cristianos. Celebrar el día de muertos es una tradición de nuestra patria, y es bueno que como cristianos hagamos oración por nuestros difuntos. Pero ¿por qué celebrar la fiesta de todos los santos? ¿Quiénes son los santos?

Los santos no son personas diferentes de nosotros, en todos los tiempos ha habido santos, de diferente edad, unos niños, otros jóvenes, adultos, viejitos, hay santos y hay santas, unos flaquitos, otros gorditos, unos muy inteligentes otros muy sencillos, algunos han nacido muy ricos otros fueron muy pobres, unos son blancos otros negros, unos han sido santos desde pequeños, otros llevaron una vida en la que no conocían a Dios, y se portaron muy mal, pero cuando se encontraron con Jesús, cambiaron, y decidieron ser felices siguiéndolo.

Todos, pero todos, estamos llamados a ser santos, Dios nos quiere santos, y para eso nos dio el Don de la Fe, fue su regalo cuando nos bautizaron, y todos los que estamos bautizados tenemos que ser santos, pero también tenemos que querer serlo.

Ser santos es querer seguir a Jesús, actuar como él, hacer el bien como él, amar como él. SER SANTO ES SER AMIGO DE JESÚS. Hoy, los fieles católicos gozan de la intercesión de cientos de santos que, con su ejemplo, motivan a la vivencia del Evangelio y al amor a la Iglesia. Santos de todas las edades, de todos los lugares, hasta donde el Evangelio se ha dispersado.

Y entre estos testimonios de santos y santas, están también los de niños, como el de San Tarsicio y Santa María Goretti.

Los santos, o sea los que ya están en el cielo porque vivieron su bautismo, a ellos se les venera porque son:

Modelo: Porque viendo lo que ellos hicieron para ser amigos de Dios nosotros los podemos imitar.

Estímulo: Porque ellos, lucharon como ahora nosotros y ya gozan de la herencia a la que también nosotros estamos llamados.

Intercesores: Son amigos y hermanos nuestros y grandes bienhechores a quienes podemos recurrir suplicándoles que hagan valer su influencia ante Dios en ayuda de nuestras necesidades.

martes, 6 de octubre de 2009

Nuestra Señora del Rosario. 7 de octubre


La Virgen apareció en una capilla en el año 1208. En su mano sostenía un rosario y le enseñó a Domingo de Guzmán a recitarlo. Dijo que lo predicara por todo el mundo, prometiéndole que muchos pecadores se convertirían y obtendrían abundantes gracias.

Domingo salió de allí lleno de celo, con el rosario en la mano. Efectivamente, lo predicó, y con gran éxito por que muchos albingenses volvieron a la fe católica.

Lamentablemente la situación entre albingences y cristianos estaba además vinculada con la política, lo cual hizo que la cosa llegase a la guerra. Simón de Montfort, el dirigente del ejército cristiano y a la vez amigo de Domingo, hizo que éste enseñara a las tropas a rezar el rosario. Lo rezaron con gran devoción antes de su batalla más importante en Muret. De Montfort consideró que su victoria había sido un verdadero milagro y el resultado del rosario. Como signo de gratitud, De Montfort construyó la primera capilla a Nuestra Señora del Rosario.

Su fiesta fue instituida por el Papa San Pío V el 7 de Octubre, aniversario de la victoria obtenida por los cristianos en la Batalla naval de Lepanto (1571), atribuida a la Madre de Dios, invocada por la oración del rosario. La celebración de este día es una invitación para todos a meditar los misterios de Cristo, en compañía de la Virgen María, que estuvo asociada de un modo especialísimo a la encarnación, la pasión y la gloria de la resurrección del Hijo de Dios.

Imágenes de María.