lunes, 28 de septiembre de 2009

Beato Francesco Faá di Bruno



Beatificación: 25 de septiembre 1988 — Fiesta: 27 de marzo

Nació: en Alejandría (Piamonte-Italia) el 29 de marzo de 1825, ultimo de los doce hijos del Marqués Ludovico Faá de Bruno y de la noble Carolina Sappa.
Fue Bautizado: el mismo día en la capilla del castillo, pues se temía por su frágil salud.
La Madre: murió cuando él tenía nueve años; guardo de ella un hermoso recuerdo, una intensa religiosidad y la devoción a las almas del purgatorio.

Estudios:

  • Música y lenguas (francés, ingles, alemán)
  • De los 11 a los 15 años estudio en el colegio San Jorge de los Padres Somascos.
  • De los 16 a los 21 años fue alumno destacado en la Academia Militar de Turín.
  • Se puso como norma de vida, no perder jamás el tiempo (“ni un minuto”). Leía, estudiaba, se interesaba por todas las ramas del saber y los adelantos técnicos. Aplicaba sus conocimientos para mejorar las condiciones de vida de su época.
  • Logro formar una gran biblioteca científica que donó, antes de morir, a la Universidad de Turín.

Murió: en Turín, a los 63 años, el 27 de marzo de 1888.

Sus Obras:

  1. Obra de Santa Zita (para la promoción de las jóvenes domesticas).
  2. Hijas de Santa Clara, jóvenes discapacitadas.
  3. Pensionados para señoras y Sacerdotes (de esa manera continuaban con su servicio).
  4. Enfermerías, para enfermas e inválidas.
  5. Escuela Profesional.
  6. Escuela Normal: para formación de maestra católicas.
  7. Biblioteca mutua circulante.
  8. Biblioteca postal (para toda Italia).
  9. Lavandería.
  10. Liceo Científico.
  11. Casa de preservación para madres solteras.
  12. Oratorio dominical (escuela de canto).
  13. Cocina y comedores económicos (para obreras).
  14. Tipografía (en la que trabajaban mujeres).
  15. Emporio católico, venta de artículos religiosos.
  16. Obra de santificación de las fiestas y descanso dominical.
  17. Lavaderos y baños públicos.
  18. En Benevello adquiere un castillo para predicar Retiros Espirituales, para descanso veraniego de pensionistas y dar clases a niños del lugar.

Iglesia de Nuestra Señora del Sufragio: ideada y construida por Francisco Faá de Bruno, se comenzó en 1869, pero se abandono por faltas de fondos. Terminada en 1876, fue bendecida por el Arzobispo de Turín, Monseñor Lorenzo Gastaldi. Faá de Bruno celebro su primera misa, en ella, el 1º de noviembre de 1876.

La dejará, santuario del mundo entero, a las Hermanas, para mantener encendido el fuego de la devoción a las almas del purgatorio.

Maravilla de estática es el campanario de 75 metros de altura que apoya sobre 32 columnitas de metal.

El grupo escultórico de “Nuestra Señora del Sufragio”, esta realizado en mármol blanco de carrara.

Los coloridos vitraux que ilustran la vida de la Ssma. Virgen, el pulpito de mármol blanco sostenidos por Ángeles, el pavimento marmóreo, las pinturas y decoraciones confieren a la iglesia un aspecto de majestuosidad.

Espiritualidad:

  • De Laico: Consagrado a la oración, sacrificios, obras de bien, de promoción humana y social.
  • Sacerdote: Reafirma sus convicciones religiosas y desilusionado por la vanidad del mundo, decide consagrar su vida a Dios.

El 22 de octubre de 1876 se ordena sacerdote a los 51 años de edad.
Usufructuando los pocos años que vivirá aún, en el máximo grado de intensidad de bien.

    • La oración: importante como alimento continúo del espíritu.
    • Trilogía de su piedad: La Eucaristía – La Ssma. Virgen – Las Almas del Purgatorio.
    • La Eucaristía: pasa horas de adoración ante el Santísimo Sacramento. Funda la adoración nocturna en Turín.
    • La Ssma. Virgen: todo lo puso bajo su protección y la consideró intercesora y medianera de gracias.
    • Almas del Purgatorio: preocupado por los soldados que vio morir en los campos de batalla, pensó en dar vida a una institución que perpetuara el sufragio de los caídos en todas las guerras, las Hermanas Mínimas de Nuestra Señora del Sufragio. Les dedica el mes de noviembre a los difuntos. Escribió el “Devoto de los Difuntos”.
  • Militar: en 1846, egreso de la Academia Militar, como teniente de Estado Mayor. A los 23 años (en 1848) vive la dura experiencia de la guerra por la Independencia de Italia.
    Combatió junto al Rey Carlos Alberto. Obtuvo el grado de Capitán y fue nombrado ayudante de Campo de Victorio Emmanuel (el futuro Rey).
    En 1853, a los 28 años de edad, deja el Ejército para dedicarse a las ciencias.
  • Científico: se doctoró en Ciencias Matemáticas y Astronomía en 1856 en la Soborna.
    Publicó artículos en revistas científicas de Europa y América, en Francés, Ingles y Alemán.
    Demostró que la CIENCIA no se opone a la FE por lo contrario, la ilumina y fortalece.
  • Inventor: de diversos aparatos para la enseñanza de las ciencias Físicas – Matemáticas. Un escritorio para ciegos.
  • Profesor: de geodesia en la Academia Militar.
    En la Universidad de Turín: catedrático (hasta su muerte), dicto cursos libres de análisis y astronomía física (1857).
    En 1871 es nombrado profesor de análisis matemático y geometría analítica.
    En el Liceo y Escuela Normal dictaba Religión Moral y Ciencias y daba clases particulares de Matemáticas y Ciencias, y Música, canto y religión a las jóvenes, para alejarlos de los peligros físicos y morales.
  • Músico: Compuso valses, poleas, mazurcas que dedico a la Reina María Adelaida. Música sacra y composiciones religiosas recogidas en la “La Lira Católica”, entre otras.
  • Escritor: Colaboro con San Juan Bosco en “Lecturas Católicas”.
    Escribió artículos en diversos diarios y revistas.
    Publicó “El gentil hombre”, primer almanaque popular católico.
    Compuso diversas obras educativas, de moral, catequísticas, apologéticas, teológicas y científicas, destinadas a alumnos, soldados, obreros, jóvenes,…
    Dirigió dos revistas: el “Corazón de María” y el “Eco de las Misiones”.
  • Fundador: de numerosas obras de bien de la mujer que reunió en el complejo de “Santa Zita”.
    Conferencia Vicentina, en Alejandría (Italia).
  • Benefactor: de los pobres, a través de la sociedad de San Vicente de Paúl.
    Se inscribió como socio activo en las conferencias de San Vicente de Paúl, en París y Turín.
    Fundó la de Alejandría y escribió a muchos obispos instándolos para que las fundaran en sus diócesis.
  • Caridad: en los años de permanencia en Paris admiro los ejemplos de Fe y Caridad de los Católicos franceses que frecuentaban la fundación San Vicente de Paúl.

La Congregación:

La Congregación de las Hermanas Mínimas de Nuestra Señora del Sufragio, fue fundada por inspiración del Espíritu Santo a Francisco Faá de Bruno, aquel laico por entonces da origen a una nueva Familia Religiosa en un momento histórico de crisis por la vida consagrada; y con la necesidad de quienes lleven adelante la obras que había comenzado por el bien de los demás.

“Quien aspira a Dios, a dejar el bien como herencia a los siglos, no puede hacerlo sin religiosas…por eso me decidí a fundar con la ayuda de Dios una nueva congregación…”

La Congregación nació en Turín, en Vía San Donato 31, el 16 de julio de 1881.

Lema: Rezar – Trabajar – Sufrir.

Su Nombre:

  • Mínimas: en las huellas de Cristo que “se despojo de todo, asumiendo la condición de Servidor y llegando a ser semejante a los hombres”.
  • Nuestra Señora: parte del Santuario que se construyo, con la particular devoción a Maria de la Esperanza y Gran Mediadora.
  • Sufragio: para ofrecer al Señor, una expiación continua por los caídos, de todas las guerras y grandes calamidades. Cada noche, al toque lento del campanote, en Turín ( o donde se encuentren), las Hermanas se arrodillan y rezan por todos los difuntos.

1 comentario:

Colegio Francesco Faá di Bruno dijo...

Queridas Hermanas en Cristo, deseo que conserven el espíritu de vuestro fundador y sigan vuestro carisma, ayudando a tantos niños y jóvenes a prepararse desde ahora, evitando mal y obrando el bien, viviendo según el Evangelio, para el encuentro último con Dios, en la Gloria de los cielos. Las Quiero!!!
Marce